Aplicación de citas

Relato – cuento corto

Mi pequeño lugar tiene una sala cocina y una ventana con vista a un jardín interno. No hace mucho desperté, eran las nueve de la mañana de un sábado claro y despejado. Una brisa suave estaba arrullando todas las hojas de los árboles, mientras de pie apoyado al marco de la ventana siento por dentro un disgusto mental. No estoy triste, pero siento el amargo de un rechazo mientras todo a mi alrededor está bien. En este estado no disfruto de nada, es una especie de derrota continua donde sin descanso revolotea alrededor de mi el vacío de lo perdido, la necesidad de extrañar aumenta y la desvalorización se vuelve adictiva.

Tal vez es la juventud, me dije una voz que nace de la mesita para dos frente al fregadero. Volteo, y veo sin cuidado aparecer de nuevo a la figura antropomorfa de un ser con hocico de perro de pelaje oscuro. Está sentado, con la cabeza erguida, con expresión indiferente apuntando su nariz negra y brillante hacia mi, como esperando algo, como en una película de Wes Anderson. Tengo veintisiete años, le dije lentamente en un tono resentido. Si no depender de nadie desde hace siete años, continué, no me ha quitado lo iluso entonces me rindo.

Su mirada sigue clavada en mis ojos. Mirá, le dije, te voy a explicar. No aguanto seguir saliendo por salir, para acostarme con alguien por acostarme. Suena tonto, pero hoy creo que he entendido. Luego de cada encuentro, contrario a todo lo esperado, me siento más inseguro y al mismo tiempo no calmo mi ansiedad, necesito buscar alguien más para poder contrarestar de nuevo este pesar. Vuelvo a repetir una y otra vez el mismo ritual: buscar entre los matchs de esta aplicación, hacer la conversación, vernos y coger. Y según todo lo que me han enseñado me tengo que sentir bien, pero no sucede así, ahorita mismo siento como si tuviera algo roto.

Dejé la ventana, me serví una taza de café y me senté en la mesa con el hombre lobo. En silencio empecé a ver todos los platos sucios de la última vez que cené con alguien hace dos días. Una copa con lápiz de labios marcado en su borde. Desde ese día, cuando supe que se iba a ir temprano, no quise saber nada más de ordenar y limpiar.

Tomé un sorbo de café y continué. Siempre que intento volver a contactarla y le escribo algo para inicar conversación, no vuelve a contestar mis mensajes con la misma emoción, recibo respuestas distanciadas por horas, respuestas evasivas, y si sucede una proposición de una nueva salida, solo obtengo excusas. Luego pienso para mis adentros que ya para ella el instante pasó y está con otra página de su vida, pero dentro de mi lo que nace al no ser correspondida mi necesidad de afecto luego de un encuentro, es una sensación de rechazo. No eres suficiente, resuena pausadamente la voz del lobo.

Lo vuelvo a ver con ojos de reproche por haberme quitado las palabras de la boca. Así es, le digo. Pero es absurdo no ser suficiente cuando apenas conoces a alguien. Pero estorba el saber que esa persona no le interesa saber nada más de mi, eso no se siente bien, se siente como una angustia. Sin mencionar que se genera otro pesar al ver la contradicción de mi desánimo frente a la idea mental de que es bueno haberse acostado con alguien.

Eres complicado, no te comprendo, me dice el lobo. Yo trato de comprender también, le dije y en ese momento al tomar el último sorbo de café vi que ya se había vuelto a marchar. Una nueva notificación apareción en mi teléfono, de pronto me alegré, alguien más quería verme hoy. Me levanté de la silla y empecé a ordenar la cocina.

* * *

Published by J. Sánchez Guevara

Mathematician teaching at University of Costa Rica, PhD (Université Paris 7) I love nature, movies and writing. jesus.sanchez_g@ucr.ac.cr

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

PENSAMIENTO INQUIETO.

El blog de Roser

Diccineario

Cine y palabras

MathSux^2

Free Math Videos in Algebra | Geometry | Algebra 2/Trig. | Statistics

Bienvenue

Les lectures d’Ophélie

Moonlight Psychology

Blog psicología

Un Jour. Un Livre.

Parlons de livres autrement.

Une souris et des livres

Le blog d'une dévoreuse de livres

rachelmankowitz

The Cricket Pages

revistatelescopio.wordpress.com/

Telescopio: Revista de Literatura y Arte.

Lady Bee

Pillole di blogging e social media

Diario Digital El Independiente

Diario digital enfocado en la denuncia a los daños ambientales, sociales y corrupción.

Mathematical Formalities

This blog is devoted to my notes on homotopy theory.

Playing Chess with Pigeons

Antievolutionist nonsense, science, and whatever else I wish to hold forth on.

Picture this maths

maths is more than simply sums

ThatsMaths

Follow on twitter: @thatsmaths

Vers Les Etoiles

“The wide world is all about you: you can fence yourselves in, but you cannot forever fence it out.” J.R.R. Tolkien

Zygoma

Adventures in natural history collections

%d bloggers like this: