Una manera de suicidarse

una-manera-de-suicidarse

Relato – cuento corto

La tarde estaba roja y los poros dejaban salir unas esferitas de sudor. Acababa de salir del trabajo, los tacones de sus zapatos se gastaban apresuradamente contra la acera aún caliente y se metió en el restaurante de comida china ubicado junto antes de llegar a la parada de buses.

-Deme un medio de cantonés para llevar.

Le dió la espalda al mostrador con expresión sofocada, se quitó los lentes de sol mientras miraba la puerta de donde venía de entrar, bajó los ojos a la izquierda para ver si la mesa estaba desocupada y se sentó a esperar. Le enagua se tensó con la presión de las piernas, dos llantitas abdominates se podían distinguir detrás de la blusa de botones blanca.

-¡Ay que calor! Mejor llamo a Carlos, pensó.

Pero Carlos lo pensó primero. Sonó el teléfono dentro de un bolso que probablemente compró en una tienda del centro.

-¿Aló Carlos? Estoy comprando comida, dijo ella sin pensarlo mucho.

-¿China?, Hmmm, vea, ¿Cómo le digo? mejor no venga, dijo él.

-¿Cómo?¿Por qué?.

-Ya no quiero nada con usted, usted insiste mucho con esto, pero la verdad, vea, a mí la verdad me gusta otra, no venga más a la casa, eso no sirve, se… se lo digo porque usted me cae bien, ¡jueputa!, lo de nosotros hace rato terminó, mejor ya no más enredos…

-Pero… ¿por qué me hace esto?…

-Vea escuche…

-No entiendo, si lo arreglamos la semana pasada, ¿por qué…?

-Yo seguí con usted por que me obliga….

-¡Cobarde hijueputa por qué no me lo dice en la cara!

-Con usted no se puede hablar.

Pero ella cortó y no terminó de escuchar la última frase. Se tapó la boca con las dos manos mientras veía el abanico del cielo raso, las manos le temblaban. La estaban dejando por la otra, las lágrimas le dolían, ese cobarde no se lo quiso decir de frente, se limpió la pintura de los ojos, apretaba los dientes, ¡ese hijueputa! Su jefa, que era la mamá del dichoso Carlos, la va a mirar con esos ojos de satisfecha, esa vieja le presentó a la otra sólo para hacerle daño, y además, buscó a alguien del trabajo. Tuvo que mantener desde entonces una relación que se desboronada. Ya estoy muy vieja para andar buscando novio. Yo pensé que él me quería, pensé que lo estábamos intentando, pero no puedo seguir cortando cada semana con Carlos. No puedo dejar ese trabajo, con lo que cuesta tener uno. No quiero verlas a esas dos todos los días. No puedo escucharlas. Se levantó y se acercó al mostrador.

-¿Cuánto es señor?

-Dos mil doscientos.

Salió del restaurante. Me quiero morir, no aguanto más, tantos años en la mismo, no tengo hijos, no tengo una familia, sólo a mí se me ocurre andar con ese mae. Un dolor le apretaba el pecho. Sólo a mí se me ocurre. Caminaba rápido, pero no quiso montarse en el bus. En su cabeza se amontonaban pensamientos dolorosos. ¡Qué bonito sería llegar a la casa para ayudar a mi hijo con la tarea!, o aunque sea para regañarlo, se decía entre dientes para hacerse más daño en la herida mientras se alejaba de la parada.

Llegó a la esquina se fijó a la izquierda, calculó en un segundo su despedida, cerró los ojos y dejó que sus tacones la llevaran al centro de la calle. Un ruido seco apagó su mundo, el bus de Barranca frenó y la bulla de la gente miró.

Aunque dejaba un bus lleno, el chofer se fue con ella en la ambulancia, la sensación de culpa pudo más que la responsabilidad. En el hospital Monseñor Sanabria no dejó de visitar durante los siguientes dos meses a la moribunda que había atropellado.

La recuperación fue un poco lenta, pero don Gerardo estuvo al pendiente de ella, a veces hasta llevaba a los chiquitos para que también le hablaran. A los seis meses del accidente ya se estaban casando.

* * *

Published by J. Sánchez Guevara

Mathematician teaching at University of Costa Rica, PhD (Université Paris 7) I love nature, movies and writing. jesus.sanchez_g@ucr.ac.cr

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

PENSAMIENTO INQUIETO.

El blog de Roser

Diccineario

Cine y palabras

MathSux^2

Free Math Videos in Algebra | Geometry | Algebra 2/Trig. | Statistics

Bienvenue

Les lectures d’Ophélie

Moonlight Psychology

Blog psicología

Un Jour. Un Livre.

Parlons de livres autrement.

Une souris et des livres

Le blog d'une dévoreuse de livres

rachelmankowitz

The Cricket Pages

revistatelescopio.wordpress.com/

Telescopio: Revista de Literatura y Arte.

Lady Bee

Pillole di blogging e social media

Diario Digital El Independiente

Diario digital enfocado en la denuncia a los daños ambientales, sociales y corrupción.

Mathematical Formalities

This blog is devoted to my notes on homotopy theory.

Playing Chess with Pigeons

Antievolutionist nonsense, science, and whatever else I wish to hold forth on.

Picture this maths

maths is more than simply sums

ThatsMaths

Follow on twitter: @thatsmaths

Vers Les Etoiles

“The wide world is all about you: you can fence yourselves in, but you cannot forever fence it out.” J.R.R. Tolkien

Zygoma

Adventures in natural history collections

%d bloggers like this: